El Ripollès es una de las cunas de Cataluña. Situada en el Pirineo de Girona, en esta comarca se conservan algunos de los históricos monasterios que fueron clave en la etapa de formación del país.

La arquitectura románica es uno de los grandes atractivos turísticos de la comarca. El Ripollès consta de una gran variedad de actividades de carácter didáctico, desde monasterios emblemáticos hasta visitas a grandes industrias, pasando por museos que dejan descubrir el pasado cultural de la comarca.

En este artículo presentamos 3 opciones para descubrir algo más sobre la historia de Cataluña.

El Scriptorium

En esta exposición permanente podemos encontrar un viejo legado de manuscritos de los siglos X, XI y XII, uno de los más relevantes de Europa en el ámbito paleográfico, textual y artístico.

El Scriptorium de Ripoll, permite conocer el pasado cultural de la población y la importancia que el Monasterio de Santa Maria de Ripoll tuvo a lo largo de los siglos X-XII, en la producción y copia de manuscritos. Una gran parte de estos manuscritos se han perdido a lo largo del tiempo, puesto que los códigos se encuentran mayoritariamente en el Archivo de la Corona de Aragón.

Esta exposición apta para todas las edades es muy completa, puesto que el visitante aprenderá como se fabrica un pergamino, cómo se consigue que una pluma de ganso escriba, como se religa un códice medieval y el más importante de todo es que una vez acabada la visita, podrá hacer él mismo de monje copista, poniendo en práctica el que ha aprendido en la exposición del largo y minucioso proceso de fabricación de los códices.

Ecomuseo el Molin Pequeño

El Molino Pequeño era un antiguo molino harinero situado al monasterio de Sant Joan de les Abadesses. Este molino estuvo funcionando con agua como única fuente de energía desde el siglo XIV hasta el siglo XX. Ahora, el Molino Pequeño se ha reinventado como centro de estudio e interpretación de los molinos hidráulicos y del ecosistema fluviales.

En el Ecomuseo encontramos una exposición permanente, donde podemos ver parte de los elementos originales del molino y plafones interpretativos y maquetas que explican el funcionamiento del mecanismo hidráulico.

Al Molino Pequeño podemos disfrutar de diferentes actividades. Por un lado, se llevan a cabo actividades sobre temas culturales y medioambientales. Estas actividades se hacen en el edificio del molino, el cual conserva grande parte de la estructura original del mecanismo interno.
Por otro lado, también se cumplen actividades relacionadas con el entorno natural próximo:l a riera de Arçamala, los prados, las robledas, la fauna, etc. Estas actividades han hecho que el Molino Pequeño acontezca una estación de natura.

La Fargua Palau

La Fragua Palacio de Ripoll es la única forja de Cataluña que todavía elaboraba piezas hasta la segunda mitad del Siglo XX. Fue fundada como forja de hierro en el siglo XVII y mantuvo su actividad durante cinco siglos.

Esta forja se encuentra dentro de un edificio de pisos que se utilizaban, y se utilizaban, como viviendas. La planta baja la ocupa la forja, con las trompas de agua, los martinetes, la carbonera, el horno y la forja. Separado del obrador se encuentra la rueda hidráulica, la acequia y la balsa, que servía para almacenar el agua del río Freser, hacer mover la rueda y generar el viento que, impulsado de manera continua, da nombre al método de la forja catalana.

Actualmente se ha restaurado y se pueden visitar y conocer mejor las instalaciones y su funcionamiento.

Organiza tu estancia, consulta nuestra disponibilidad y

escoge qual de nuestras casas rurales se adapta más a tus necesidades.

reserva icon

Quiero venir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Reserva
close slider

Tienes mascota? No

Fecha entrada*

Fecha salida*

[recaptcha theme:dark]